Para cubrir un espacio o para contener un mantener en un determinado contenedor de gran volumen se puede utilizar distintos tipos de materiales, como es el caso de la malla sombra o incluso las lonas; sin embargo, es importante tomar en cuenta algunas de las cualidades con las que cuenta este tipo de productos.

Una de las cualidades más importantes que tienen las lonas es su grosor. Se manejan el espesor en milímetros y en función de él puede ser más resistente el material en cuestión.

Otra de las cualidades con las que cuentan las lonas es que bloquean el paso de la luz. A diferencia de la malla sombra, este material impide en su totalidad el paso del calor y la iluminación solar, por lo que son de gran ayuda para crear estructuras como toldos o sombrillas.


Otra de las cualidades más importantes con las que cuentan las lonas es que son materiales impermeables, es decir, que impiden el paso del agua, por lo que estos materiales son excelentes para cubrir espacios abiertos en los que se va a tener un evento o para guarecer materiales que puede ver afectadas sus características.